martes, 14 de febrero de 2017

¿Qué debes saber sobre los colutorios?


www.cuidatusencias.es

Los colutorios orales o enjuagues bucales forman parte de la higiene oral diaria de muchas personas. Son productos básicos en la limpieza dental porque nos ayudan a mejorar la salud de nuestra boca, sin sustituir al cepillado ni a la limpieza entre dientes.

En el mercado hay un amplio abanico de colutorios pero hay que saber cuál nos hace falta, es decir, cada boca necesita un colutorio acorde a sus necesidades. Recuerda que la mejor elección siempre vendrá de la mano de tu dentista.

¿Por qué?

Porque estamos tratando con un líquido que, mal usado, puede manchar o dañar el esmalte dental:

- Los enjuagues que contienen clorhexidina están enfocados al cuidado de encías inflamadas tras determinadas intervenciones dentales. Se trata del agente desinfectante más eficaz del que disponemos. Sin embargo, su uso mantenido puede manchar los dientes o alterar el gusto, aunque estos efectos desaparecen tras su uso y las manchas se eliminan con una limpieza profesional. Por eso, el uso de colutorios con clorhexidina debe ser indicado por tu dentista.

- Hay otros enjuagues bucales que pueden ser empleados de forma diaria ya que no suelen presentar efectos secundarios. Se trata de los colutorios a base de triclosán y aceites esenciales, que son especialmente útiles en aquellas personas que han tenido problemas en sus encías y deseen complementar su cepillado con un enjuague.

- Un tercer grupo de colutorios son los enriquecidos con flúor, de uso diario y que ayudan a tus dientes a tener una menor posibilidad de sufrir caries, junto con la dieta e higiene. Los menores también pueden usarlos siempre y cuando la dosis de flúor sea acorde a la edad y no lo traguen.

- También los hay para aquellas personas con dientes sensibles al frío, calor, cepillado o consumo de ácidos (cítricos y bebidas carbonatadas). Es muy importante seguir unas sencillas pautas de alimentación e higiene para que su uso sea lo más eficaz posible. Tu dentista/higienista estará encantado de enseñártelas.

¿Cómo se usa?

Al menos una vez al día, siempre después de tu cepillado.  Debes mantenerlo en la boca un mínimo 30 segundos y no comer nada en la media hora posterior al enjuague, para lograr que sea efectivo.


En conclusión, es muy importante que sepamos que cada persona requiere un tipo específico de colutorio en función de su boca. Nadie mejor que tu dentista/higienista para ayudarte a elegir aquel que más beneficie a tu salud bucal.

(Post escrito y publicado el 13 de febrero de 2017 en la web www.cuidatusencias.es de la Sociedad Española de Periodoncia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada