martes, 28 de febrero de 2017

Diabetes controlada, encías y cuerpo sanos

www.cuidatusencias.es
¿Sabías que cuidando tus encías ayudas a la prevención de la aparición de la diabetes? ¿Y que un tratamiento periodontal controlado mejora los niveles de glucemia en personas con diabetes?

Estas dos enfermedades, diabetes y periodontitis, prevalentes y a la vez desconocidas para la mayoría de la población, tienen una relación bidireccional importante y, si no se controlan de manera conjunta, pueden llegar a ser contraproducentes para tu salud.

En nuestro país, en adultos entre 35 y 44 años, sólo hay un 14,8 % de personas con las encías sanas: el 59.8% tendría gingivitis y el 25.4% periodontitis. Respecto a la diabetes, se calcula que el 13.8% de la población mayor de 18 años la tiene de Tipo 2 y hay un 6% de población que la tiene pero aún no ha sido diagnosticada. (Fuente: Cuida Tus Encías, número 6).

Con estas cifras, expertos en diabetes y odontólogos consideran básico informar a sus pacientes con diabetes sobre el riesgo aumentado de sufrir una enfermedad periodontal, de las dificultades del control glucémico si se tienen problemas en las encías y de que tendrán un mayor riesgo de sufrir otras complicaciones si no toman medidas preventivas y de control.

Veamos algunas claves para entender la bidireccionalidad entre estas enfermedades:

- Partimos de la base de que la diabetes supone un factor de riesgo para desarrollar periodontitis; y que la periodontitis es una complicación derivada de la diabetes.

- También está demostrado que una mayor duración de la diabetes aumenta la severidad en periodontitis.

- Como cualquier otra patología infecciosa, la periodontitis altera el estado metabólico-endocrino de las personas.

- La periodontitis destruye el tejido que soporta los dientes, provocando reabsorción ósea y produciendo cambios sobre células inmunocompetentes y otras que participan en la prevención de las inflamaciones.

- Las personas con diabetes también padecen una reducción en el flujo salival y esto a su vez redunda en la aparición mayor de placa dental, caries, infecciones y enfermedades periodontales.

- Sabemos además que los pacientes con diabetes son más susceptibles a las infecciones en general y a la periodontitis en particular debido a  la resistencia de los tejidos a la acción de la insulina y los cambios vasculares.

- Y por último y como una brisa de aire fresco: está comprobado que un control en los niveles de glucosa hará que se controlen dichas infecciones.

(Post escrito y publicado el 27 de febrero de 2017 en la web www.cuidatusencias.es de la Sociedad Española de Periodoncia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada